Google+

Fútbol de los 70, 80 y 90 con todo tipo de documentales de fútbol (cracks, jugones, ...)

El gol es sinónimo de alegría y por tanto hay que celebrarlo. Lo que está claro es que hay muchísimas formas de celebrar un gol, ya sea con un baile, con rabia o improvisando sobre la marcha. Muchos futbolistas nos dejaron celebraciones para la posteridad; si hablamos de mundiales es imposible no acordarnos de Roger Milla y su famoso baile con el banderín de córner. Brian Laudrup cumplió lo que le dijo su hijo antes de un Dinamarca – Brasil en el Francia 98: “Papá si marcas mañana haz algo diferente en tu celebración”, así que el pequeño de los Laudrup marcó y nos deleitó con una pose de tranquilidad tirado en el cesped como si estuviera en el sofá de su casa. Caso opuesto el de Maradona, tras marcar un golazo contra Grecia en el Mundial 94, “el pelusa” se fue corriendo lleno de rabia para gritarle a la cámara. También nos queda en la retina la cuna de Bebeto acompañado por Mazinho y Romario que tantas veces fue imitada.

Lo de los brasileños es otra cosa, se nota que llevan la samba en el cuerpo, es marcar y ponerse a bailar. Ronaldinho, Neymar y Robinho son verdaderos profesionales. Peter Crouch tampoco se queda atrás con su robot. Aunque no todos los bailes son individuales, Bouba Diop y sus compañeros nos asombraron con su baile alrededor de la camiseta de éste tras marcarle a Francia en 2002.

Por otro lado tampoco es todo alegría, Chevantón y Cassano la pagaron con el banderín, el uruguayo también se auto-disparó en el Sánchez Pizjuan. Lilian Thuram podía ser el hombre más feliz del mundo al marcar 2 goles a Croacia en las semifinales del 98 y optó por sentarse en el suelo con un gesto serio y pensativo.

Otras pueden ser consideradas de provocación. Adebayor se recorrió todo el campo de una portería a otra sólo para celebrarlo con su antigua afición. Ibrahimovic mandó callar a la suya, mientras que Raúl y Batistuta hicieron lo mismo pero en el Camp Nou. Cantona y su mirada fija y desafiante con los cuellos de la camiseta para arriba. A Balotelli, Forlán o Cristiano Ronaldo les gusta mostrar sus abdominales perfectos. Mientras que Robbie Fowler prefirió tirar de ironía esnifando una linea de banda en el campo del Everton, cuya afición le acusaba de dopaje. Giovanni y Van Bommel le dedicaron al Santiago Bernabéu unas cuantas butifarras. Aunque el premio a la provocación se lo podría llevar el delantero del Valencia Leandro al orinar como si fuera un perro en el Vicente Calderón.

Existen las celebraciones de identidad propia; no me imagino a Alan Shearer festejar un tanto sin levantar su mano mientras corre, Rambert y su “avioncito”, las volteretas mortales de Miroslav Klose, Hugo Sánchez, Obafemi Martins y Nani. Walter Pandiani y Van der Meyde sacaban sus rifles; Sonny Anderson hacía lo propio con sus pistolas, a las que luego cambiaría por un bazooka. Batistuta también solía sacar su ametralladora. Gilardino y su violín. El arquero de Kiko, que luego repetiría Fernando Torres. El italiano Lucarelli se quitaba la camiseta para luego realizar con ella el acto sexual. Del Piero sacando la lengua (algunos dicen que era dedicado a Capello). Hasselbaink y sus incursiones en las redes de las porterías. David Villa escanciando sidra. Jonás Gutiérrez y su máscara de Spiderman. Finidi con el gorro en el Villamarín. La gaviota de Catanha, el saludo surfero de Ronaldinho y el Topo Gigio de Riquelme.

Otras nos han llamado mucho la atención como la famosa cucaracha de Robinho, Ronaldo y Roberto Carlos en Mendizorroza. Griezmann se subía a un coche aparcado en Anoeta. Cuauhtémoc Blanco se quitó las botas para usarlas de banderillas con un compañero o se recorrió el campo para tirarse sonriente en frente de su ex entrenador. Samuel Eto’o le cogió la cámara a un periodista en el Camp Nou y sacó una foto a Bojan y Puyol. Pero la palma se la llevan los jugadores del Stjarman FC con sus celebraciones en grupo cada semana, un día montan en bici, otro asisten al parto de un balón, otro se van de pesca…

Está claro que existen muchísimas formas de celebrar un gol, pero siempre con talento y alegría.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>